ACUPUNTURA EN EL EMBARAZO, PARTO Y LACTANCIA

 

Introducción

El parto y el nacimiento son experiencias profundas y únicas. La mayoría de las mujeres sanas, con la atención y el apoyo adecuado y con un mínimo de procedimientos médicos pueden dar a luz sin poner en riesgo su seguridad y la de sus bebés.

En este articulo vamos a dar una serie de recomendaciones muy prácticas para que el parto culmine con éxito, además de enumerar algunas de la posibles ayudas que desde nuestra consulta ofrecemos a las mujeres embarazadas o que desean estarlo.

En las últimas décadas, se ha producido una rápida expansión en el uso de un abanico de prácticas ideadas para iniciar, aumentar, acelerar, regular o monitorizar el proceso del parto, con el propósito de mejorar el desenlace para las madres y sus hijos, habiendo llegado a convertirse en prácticas habituales y rutinarias, incluso en partos de mujeres sanas sin complicaciones. Este deseo de garantizar los mejores resultados, ha dificultado el que se prestará la necesaria atención a la importancia que el proceso del parto tiene en la vida de la mujer, en su bienestar emocional y adaptación a la maternidad, así como en el establecimiento del vínculo con su hijo, en el éxito de la lactancia y en el posterior desarrollo de los niños.

Durante los procesos fisiológicos del embarazo, el parto y la lactancia, pueden producirse una serie de trastornos que habitualmente van a generar un desgaste en la madre, la acupuntura, la osteopatía, la reflexología podal, la suplementación con productos no sintéticos y otras técnicas complementarias van a ser de gran ayuda y apoyo para afrontar de la mejor manera estos procesos.

 

Infertilidad

Varios estudios han demostrado un incremento significativo de la tasa de gestación cuando la acupuntura se realiza antes de la extracción de óvulos y transferencia embrionaria, estos estudios demuestran que la acupuntura aumenta las posibilidades de quedarse embarazada, tanto de forma natural, como en el proceso de la fecundación in vitro. La acupuntura induce una vasodilatación arterial aumentando el flujo sanguíneo a nivel de los ovarios y el útero. Este aumento de la vascularización del endometrio (superficie interna del útero) favorece la implantación ovárica.

Antes de aplicar la acupuntura a una paciente, hay que sacar en claro las causas de su esterilidad, a fin de tratarla teniendo en cuenta estas causas. Tanto la acupuntura como la moxibustión tienen buen efecto para la no concepción funcional y también es eficaz en algunos que otros casos para la esterilidad derivada del útero subdesarrollado. En este estudio que os remitimos se demuestra que la combinación de la acupuntura y la medicación china puede elevar significativamente la tasa de gestación.

Curative effect of assisted reproduction technology by Traditional Chinese Medicine multi-channel interventional therapy on 95 cases of in vitro fertilization and embryo transfer failure. Xia Wanting, Zhong Yanmei, Zhang Ying. JOURNALTCM 2017 October 15; 37(5): 681-687.

 

Náuseas y vómitos (hiperémesis gravídica)

El vómito del embarazo es un síntoma común que la mujer muestra en el primer período de gestación, para el cual la acupuntura y la moxibustión tienen resultados satisfactorios, sin efecto secundario alguno. Conforme a observaciones realizadas en un gran número de pacientes, dichas terapias no acarrean ninguna influencia negativa al feto.

Si la embarazada que está recibiendo una terapia en los puntos acupunturales muestra síntomas de deshidratación, se le debe realizar hidratación adecuada. Para evitar la deshidratación producida por el exceso de eliminación de líquidos lo mejor es el suero de Quinton isotónico o la limonada alcalina (1 litro de agua, 2 limones exprimidos, 1 pizca de sal, 1 pizca de bicarbonato. 2 cucharadas soperas de azúcar.)

Desde la fitoterapia china lo más indicado para las náuseas es el jengibre utilizado en raíz fresca, colocar una pequeña rodaja de la raíz en la boca y chuparla hasta que la sensación desaparezca.

La homeopatía también puede ser de gran ayuda, los remedios más habituales para las náuseas y los vómitos en el embarazo son: Ipeca 9CH; Sepia 9CH; Colchicum 9CH; Ignatia 15CH.

 

La anemia

Durante el embarazo, la cantidad de sangre en el cuerpo de la mujer aumenta hasta un 50% más de lo usual. Por lo tanto necesita más hierro con el fin de producir más hemoglobina, para toda esa sangre adicional que se suministra al bebé y a la placenta. La anemia es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo.

Estos son algunos de los suplementos no sintéticos que recomendamos, son ricos en hierro y vitaminas sobre todo del grupo B: Floradix, Verde de cebada, Naturferro, Ferrogreen, Verde de alfalfa, Emovital.

Es aconsejable tomar los suplementos de hierro acompañados de un buen aporte de Vitamina C para favorecer su absorción.

 

Dolor lumbar

El embarazo y el parto debilitan la espalda en dos formas; de una manera puramente física, poniendo una presión sobre los músculos de la espalda; y otra en un sentido energético, pueden debilitar el Qi de Riñón, que consecuentemente falla en fortalecer los músculos de la espalda. Sin embargo, el embarazo y el parto no son ellos mismos una causa de enfermedad, solo se vuelven eso en mujeres de constitución débil, en aquellas que no descansan después del parto, o en aquellos que tienen varios niños en estrecha sucesión. De hecho, si una mujer tiene especial cuidado después del parto, teniendo un adecuado descanso y buena y nutritiva dieta, la constitución débil puede no ser un problema.

La prevención al comienzo del embarazo es muy importante, evitar cargar peso, dormir siempre de lado o con la ayuda de un cojín de lactancia, realizar ejercicios de estiramiento y/o posturas de yoga que ayuden a relajar la espalda, evitar zapatos planos o de tacón alto.

Los masajes en posición lateral y la reflexología podal van a ser de gran ayuda para este trastorno.

 

La homeopatía también puede ser de gran ayuda, los remedios más habituales para la lumbalgia del embarazo son: Rhus Toxicodendron 9CH; Bryonia 9CH; Arsenicum Album 9CH; Ammonium Muriaticum 9CH.

 

Mala posición del feto

Se refiere a la posición anormal del feto antes de su expulsión. Cualquier feto en posición sentada, transversal u oblicua detectado mediante un examen preparto corresponde a la afección que tratamos. Para ese entonces la mujer gestante no percibe ningún malestar, generalmente el caso es descubierto frecuentemente sólo al momento del examen preparto. De no hacer que el feto revierta a tiempo a la posición normal, el parto será laborioso, o se recurre a la cesárea. La posición irregular del feto debida a la deformación del útero, la estrechez de la pelvis, el tumor o los factores propios del feto deben ser tratados aparte.  El parto prematuro habitual y la toxemia de embarazo no están indicados para este tratamiento.

La literatura médica de acupuntura y moxibustión de diferentes tiempos contiene sin excepción registros sobre la aplicación de moxibustión en el punto zhiyin para la corrección de la posición fetal. Un gran cúmulo de datos de China confirman la elevada tasa de éxito de esta terapia aplicada en dicho punto.

 

Inducción al parto (parto postergado)

Por parto postergado se entiende el lento progreso del parto o dilación causada por factores que conllevan a una contracción uterina débil, con el trastorno funcional del útero. Puede ser originada por tensión psíquica, constitución física débil, disfunción del sistema endocrino, desequilibrio de electrolitos, así como el desarrollo anormal de la matriz o el efecto de los anestésicos durante el parto. La falta de fuerza para la contracción uterina puede tener como consecuencia la prolongación del tiempo para el descenso de la placenta, con hemorragia grave.

En un estudio se aplicó acupuntura para asistir a 20 casos de contracción uterina débil. Con el método excitante de acupuntura en el punto hegu, se obtuvo resultados satisfactorios en 17 de los casos mencionados, una eficacia de 85%. Tras la terapia, la contracción uterina aumentó, el cuello uterino se dilató más y la cabeza del feto descendió sin dificultad, el proceso de alumbramiento progreso visiblemente y los partos concluyeron sin problemas.

 

El día del Parto

¿Cómo sabré si estoy de parto?

1. Salida del tapón mucoso.

2. Rotura de aguas (limpias): Si las aguas son sucias (con tono verdoso) nos informan de un sufrimiento fetal. Si se trata de un sangrado abundante puede provocar muerte fetal y de la madre. En este caso ponerse en posición de seguridad (tumbada hacia el lado izquierdo, pierna izquierda estirada y pierna derecha flexionada y apoyada en el suelo por delante de la otra pierna). Enseguida llamar al 061 (ambulancia) y comunicarlo de manera directa.

3. Contracciones de 1 min. o minuto y medio cada 4 ó 5 min. en un espacio total de una hora.

4. También se puede saber viendo la línea púrpura entre el ano y el coxis.

Cuando salgamos de casa para el hospital es recomendable tomar MAGNESIO porque nos ayuda a combatir los dolores.

Al hospital recomendamos llevar comida y bebida:

-Arroz integral (con algas, a ser posible).

-Frutos secos.

-Leche de arroz o avena (tienen azúcares de absorción lenta no pancreáticos).

-Plátano o pera (comerlo a mordiscos pequeños y salivando bien).

-Bebidas isotónicas.

 

Respiración en las contracciones

Antes de dar a luz deben ser respiraciones abdominales.

Cuando tengamos contracciones se debe ir aumentando el número de inspiraciones y espiraciones según vaya en aumento el índice de dolor, de la siguiente manera:

1. Comenzamos con espiraciones abdominales profundas.

2. Empieza el dolor de la primera contracción: realizar inspiraciones en 1 tiempo y espiraciones en 3 tiempos.

3. Aumenta el dolor: inspiraciones en 1 tiempo y espiraciones en 2.

4. Dolor máximo: Inspiración en 1 tiempo y espiración en 1 tiempo.

Se puede hacer también jadeo.

Nota: A medida que va disminuyendo el dolor progresivamente vamos modificando a respiración pasando de 1-1 a 1-2, 1-3 y acabar de nuevo con respiración abdominal profunda. Entre contracción y contracción hay que hacer mínimo dos respiraciones abdominales.

Para aliviar el dolor se recomienda también: Movimientos con posturas boca abajo, sentarse en una pelota de pilates, utilizar la voz como analgesia.

 

Respiración el día del parto

Los 3 tipos de pujos:

1. Pujo en apnea: Se hace fuerza con el abdomen apoyando la barbilla en el pecho.

Ventaja: Es más rápido.

Inconvenientes: Se ejerce una mayor presión en el periné, no lo relajas.

Mayor riesgo de sufrimiento fetal.

Mayor riesgo de desgarro.

Aumento de agotamiento de la madre.

2. Pujo en exhalación: Es más lento pero también el más efectivo ya que oxigenas a tu bebé. En el momento de exhalar los tejidos horizontales y verticales de las paredes del útero se contraen ejerciendo una presión hacia abajo, al tiempo que el diafragma se eleva. Todo esto favorece la expulsión.

3. Se puede alternar pujo en exhalación y en apnea.

Para dilatar mejor, preparar los tejidos musculares y así evitar rasgado: Tomar zinc y realizar masajes perineales con aceite de caléndula o almendras.

Importante:

Dejar la boca y mandíbula relajada ya que está conectada con el suelo pélvico.

En caso de no usar epidural utilizar la voz como analgesia emitiendo un sonido grave con la vocal A.

En caso de usar la epidural soplar con el “winner flow”.

La actitud de la madre es fundamental pues el bebé es un clon de la madre. Hay que vivir el parto como un momento onírico de paz.

Se recomienda poner música suave y relajada en el momento del parto, que sea la misma que se le pone en la gestación, utilizar un altavoz portátil con pendrive, que se puede llevar sobre la cama portátil que irá al paritorio, esta música será la de tu parto.

Nada más nacer se le pone al niño sobre la madre. En ese momento hay que dejar que repte solo buscando el pecho y dejándole el tiempo que haga falta.

 

El papel de la pareja es muy importante

Cuando la mamá sufre los dolores de contracción, él debe masajear la zona lumbar (contando unos 4 dedos desde el coxis hacia arriba). En este momento la mamá debe estar apoyada boca abajo (sobre una pelota de pilates es lo ideal).

Este masaje también es muy bueno para evitar un parto de riñón (que es más doloroso aún que las propias contracciones).

Las respiraciones deben hacerlo los dos a la vez, son un equipo.

En el momento de los pujos la pareja debe ponerle una mano sobre el hombro y otra sobre el vientre.

Cuando el niño sale la primera voz que reconoce es la del padre.

Es importante hablarle a través del oído de la madre.

 

Cuidados del bebé recién nacido

Regular la temperatura, para comprobarlo se puede acercar la mano a su nariz.

Para regularle la temperatura es recomendable darle masajes en los pies.

No abrigarle en exceso los pies porque esto puede alterar su temperatura corporal.

Controlar la higiene, que todo el mundo se lave bien las manos antes de tocarle.

No usar colonias a su alrededor, eso le desorienta, el mejor olor es el de la madre.

No usar jabón, basta con lavarle con agua y unas gotitas de gel de aceite de oliva diluidas en agua.

Darle masajitos de la siguiente manera: Antes de empezar hay que relajarse, sentarse recto con los pies estirados y el bebé sobre las piernas, extenderle aceite de almendras o de caléndula por los brazos, hacer movimientos de rotación interna en las manos y amasar los pies. En la cara hacer movimientos circulares de dentro hacia fuera y a la inversa y movimientos de arriba abajo con un dedo donde el entrecejo.

 

Recuperación para el postparto

Para una buena recuperación después del parto es muy importante una buena hidratación y alimentación.

Después del desgaste energético del parto y el inicio del puerperio existen muchos puntos de acupuntura que pueden ayudar a la recuperación, también es muy recomendable la moxibustión. La acupuntura da muy buenos resultados en la recuperación del postparto. Los remedios homeopáticos más habituales para favorecer el post-parto son: Árnica 9CH; China 9CH; Staphysagria 9CH.

 

Preparación para la lactancia

La homeopatía también puede ser de gran ayuda para preparar el cuerpo de la mama para la lactancia, los remedios más habituales son: Árnica 9CH; Agnus Castus 5CH; Ricinus Communis 5 CH; Chamomilla 15 CH; Belladona y Bryonia a la 9 CH (tomadas juntas)

 

Secreción insuficiente de leche

Es la disminución de la cantidad de leche materna siendo insuficiente para satisfacer la necesidad del neonato. Se produce frecuentemente por la hemorragia profusa postparto y otros factores. A criterio de la medicina tradicional china se divide clínicamente en dos tipos: Deficiencia de energía y sangre, y estancamiento de energía del hígado. Al tiempo de recibir una terapia en los puntos acupunturales, la parturienta debe tener buena nutrición, además de mantener un buen estado de ánimo.

Tanto la acupuntura como la moxibustión tienen efectos exitosos para la secreción insuficiente de leche. Generalmente, se da curso a la acupuntura y la moxibustión el segundo día de postparto y, a más tardar, la primera semana de postparto. Se ofrece sesiones más continuas de las dos terapias sobre todo en los primeros 5 días. El análisis de 762 casos atendidos en 8 centros asistenciales revela una eficacia total que fluctúa de 82-98%. Cuando se imparte la acupuntura y la moxibustión a tiempo, el efecto es rápido.

 

Más recomendaciones

Existe una línea llamada Mama Natura, especialmente desarrollada para bebes y niños de productos homeopáticos de la marca DHU, tienen productos específicos para los cólicos del lactante, para el malestar del bebé durante la erupción de los dientes, intranquilidad y problemas para conciliar el sueño del niño y otros trastornos habituales.

El cojín de lactancia es una buena ayuda para las mamás tanto para conciliar mejor el sueño y adoptar mejores posturas a la hora de dormir cuando el embarazo entra en su fase final, como en la propia lactancia.

 

Alejandro Amor Soriano

Diplomado en Acupuntura y Moxibustión. Diplomado en Osteopatía Craneal.

 

Descarga
Atención al parto normal
Este documento está dirigido a las mujeres embarazadas, los futuros padres, así como a sus
acompañantes y familiares.
Pretende informar sobre los cuidados que van a recibir las mujeres sanas y sus bebés durante
el parto y el nacimiento normales en las maternidades hospitalarias.
Este documento no está específicamente dirigido a mujeres que:
● esperan gemelos
● inician el parto antes de la semana 37
● tienen un bebé que no ha crecido adecuadamente
● padecen algún problema, como por ejemplo tensión arterial alta o diabetes
● necesitan una cesárea o la inducción del parto
Sin embargo, como muchas gestantes con problemas de salud o complicaciones durante su
embarazo tienen un parto normal, algunas de las recomendaciones que van a exponerse pueden
ser aplicadas al cuidado de estas mujeres.
La información que se facilita en este documento se basa en la “Guía de Práctica Clínica (GPC)
sobre la atención al parto normal” del Sistema Nacional de Salud
Atención al Parto Normal.pdf
Documento Adobe Acrobat 3.5 MB
Descarga
Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal
Guía Práctica Clínica Parto.pdf
Documento Adobe Acrobat 3.5 MB

Escribir comentario

Comentarios: 0