ACUPUNTURA PARA LA LUMBALGIA Y LA CIÁTICA

DEFINICIÓN Y CAUSAS

La lumbalgia se conoce coloquialmente como lumbago, es el dolor de la zona lumbar (parte baja de la espalda o zona de los riñones). Podemos diferenciar entre lumbalgia aguda, menos de 6 semanas y lumbalgia crónica superior a 6 semanas.

La lumbalgia está causada por alteraciones de las estructuras de la zona lumbar: vértebras lumbares, músculos, ligamentos o discos intervertebrales. Puede producirse por sobreesfuerzos físicos, malas posturas, inflamación de las articulaciones entre dos vértebras, contracturas musculares, lesión del disco intervertebral, traumatismos, y en ocasiones se asocia a enfermedades que afectan al tejido conjuntivo como la hiperlaxitud articular. El dolor también puede ser debido a un fractura vertebral (por osteoporosis), infección o cáncer. Las lumbalgias comunes se pueden dividir en cuatro grupos: Lumbalgias agudas, lumbalgias crónicas, lumbalgias de origen dorsolumbar, lumbalgias psicógenas.

 

La ciática se produce cuando hay una compresión del nervio ciático debido, la mayoría de las veces, a una hernia de disco. También puede estar causada por contractura del músculo piriforme que comprime el nervio, osteoartritis (artrosis), por traumatismos o tumores. La compresión del nervio por el útero es la causa de la ciática durante el embarazo. Las ciáticas se pueden dividir en cinco grupos: Ciática vertebral común, Ciatalgias, Ciáticas paralizantes, Síndrome del piriforme, Conducto lumbar estrecho.

 

 

PARA LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Para la Medicina Tradicional China las lumbalgias y las ciáticas son causadas por cuatro síndromes:

1. Retención de frío y humedad

2. Estancamiento del Qi y de la Sangre

3. Deficiencia del Qi renal

4. Estancamiento del Qi del Hígado

 

 

ACUPUNTURA y MOXIBUSTIÓN

Se utilizan puntos locales y puntos distales. de los canales de Vejiga (V23, V25, V54, V40, V60) y Vesícula Biliar (VB20, VB31, VB34, VB40). Prima el método de tonificación y dispersión simultáneas, las agujas quedan insertadas durante 30 minutos. La experiencia clínica nos dice que en menor o mayor medida obtenemos una eficacia en el tratamiento de un 98,2%.

 

ELECTROACUPUNTURA

Cuando se aplica electroacupuntura, se conserva el patrón tradicional de utilizar puntos locales y distales a lo largo de los meridianos de la vejiga y la vesícula biliar. La electroacupuntura puede aplicarse local o distalmente, o de ambas formas. Localmente, los puntos se pueden asociar de modo paralelo o transversal a la columna. Los puntos locales y distales también se pueden asociar de manera unilateralmente. Por lo tanto, como base de todo tratamiento eficaz, se recomienda una combinación de puntos locales y distales dolorosos a la palpación y áreas con puntos gatillo periféricos en la zona referida del dolor, y de puntos de acupuntura a lo largo de los meridianos Yang (principalmente el de la vejiga y la vesícula biliar) que atraviese la zona dolorida. En cuanto parámetros del tratamiento,. Para la electroacupuntura, una estimulación LF (Baja frecuencia; <10Hz, habitualmente 2-4Hz) o DD (Densa-dispersa) hasta que sea tolerable durante aproximadamente 25 min debería ser suficiente.

 

AURICULOPUNTURA

Puntos habituales para tratamiento de la lumbalgias y ciáticas: Shenmen, Nervio ciático, subcortex, simpático, vértebra lumbosacra, nalga.

 

HOMEOPATÍA

Lumbago:

Rhus Toxicodendron. Relacionado con el exceso de ejercicio y que se manifiesta como contractura.

Dulcamara. Agravado por la exposición al frío o por tiempo húmedo.

Ciática:

Rhus Toxicodendron. Mejora por el movimiento continuo, la marcha, el calor, se agrava después de medianoche por el frío y al iniciar el movimiento

Bryonia alba. Empeora con el movimiento y mejora con el reposo incluso inmovilidad.

Ruta graveolens. Mejora con el movimiento, esguince, luxación, tendinitis.

Colocynthis. Mejora con el calor y al flexionar la pierna afectada al estar acostado.

(Estos remedios deben tomarse en dilución 7CH, 9CH, 3 gránulos en cada toma, y se repiten hasta la mejoría, no más de 4 tomas diarias).

 

 

FITOTERAPIA Y ALIMENTACIÓN:

CIÁTICA

Tratamiento fitoterápico de uso interno:

• 25 gotas de composor 20 y 25 gotas de extracto de regaliz, diluidas en un poco de agua, zumo o infusión (natusor 17 harpagosinol), y tomar 3 veces al día.

• Totalvit 9 b complex: tomar 1 comprimido al día.

Uso externo:

• Emplafor: aplicar cataplasmas de emplafor añadiendo 30 gotas de extracto de árnica, en la zona afectada.

 

MEDIDAS GENERALES:

• Practicar ejercicio de forma regular para mantener la fuerza muscular de la espalda y el abdomen.

• Mantener el peso adecuado para no sobrecargar la espalda.

• Al levantar objetos, hacerlo con las rodillas dobladas y con la espalda recta.

• Si se va a estar mucho rato de pié, apoyar un pie sobre una caja.

• Cuando esté sentado, mantener la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla, con los pies apoyados en el suelo o en un reposapiés. evitar “hundirse” en los sillones.

• Dormir sobre un colchón adecuado. acostarse de lado y colocar una almohada o una toalla enrollada entre las rodillas. Si se acuesta sobre la espalda, colocar una toalla enrollada debajo de la nuca y una almohada debajo de las rodillas. Evitar acostarse boca abajo.

• Al levantarse de la cama, hacerlo lentamente, poniéndose primero de lado, sentarse y por último, levantarse.

• Consumir alimentos ricos en vitamina b: levadura de cerveza, cereales integrales.

• Hacer ejercicios adecuados que recomendará un especialista (pilates).

• Mesoterapia. quiropraxia. osteopatía (por profesionales).

• Masajes. aplicación de calor.

 

LUMBALGIA

Tratamiento fitoterápico de uso interno:

• 25 gotas de extracto de sauce y 25 gotas de extracto de pasiflora, diluidas en un poco de agua, zumo o infusión (natusor 17 harpagosinol), y tomar 3 veces al día.

Uso externo:

• Olitan: aplicar varias veces al día con un suave masaje en la zona afectada.

 

MEDIDAS GENERALES

PREVENCIÓN:

• Evitar movimientos bruscos y malas posturas en el trabajo, al realizar las actividades domésticas, etc.

• Calentar antes de hacer ejercicio.

• Evitar el sobrepeso.

• No sentarse en sitios bajos y blandos (sofás, sillones).

• Al levantar o mover pesos: para coger el peso, bajar con la espalda recta y las rodillas dobladas, (sin doblar o inclinar la espalda), coger el peso y pegarlo al tronco (cuerpo), y para subir, siempre con la espalda recta y el peso pegado al cuerpo, estirar poco a poco las rodillas. para dejar el peso: si el sitio donde se va a dejar es más bajo que el tronco, lo haremos igualmente bajando con la espalda recta, las rodillas flexionadas y el peso pegado al tronco; si el sitio está a la misma altura más o menos que el tronco, se deja el peso sin separarlo del tronco; y si el lugar está más alto que el tronco, utilizar una escalera y subir hasta que el tronco esté a la altura en que se va a depositar el peso (no más alto ya que forzaría la espalda).

• Práctica de ejercicio físico: la práctica regular de ejercicio físico no violento, una vez pasada la fase aguda y siempre que no esté contraindicado por algún motivo, puede prevenir la aparición de lumbalgias y mejorar la evolución de los dolores crónicos. la natación es un ejercicio muy recomendado para estos problemas de espalda.

• Además de la natación, pueden ser beneficiosos los ejercicios que ayuden a desarrollar la potencia, resistencia o elasticidad de los músculos que intervienen en la función y sostén de la espalda: abdominales, dorsolumbares, cervicodorsales, glúteos y cuádriceps fundamentalmente. al principio, puede ser necesario el asesoramiento de un profesional.

• En las lumbalgias crónicas conviene mantener el mayor grado posible de actividad, ya que el sedentarismo retrasa la recuperación.

• En algunos casos, si el dolor es intenso, sobre todo cuando hay irradiación por compresión del nervio, puede obligar al paciente a hacer reposo en cama durante unos días, pero debe tratar de que dure lo menos posible ya que el reposo no tiene efecto terapéutico.

• Termoterapia: aplicación de calor superficial (infrarrojos, manta) o profundo (onda corta, ultrasonidos, microondas).

• Electroterapia: aplicación de corrientes analgésicas.

• Otras terapias que pueden ser útiles: osteopatía, mesoterapia, manipulaciones.

 

RECOMENDACIONES 

La prevención del dolor lumbar se basa en tres pilares fundamentales: evitar coger pesos, higiene postural y ejercicio.

A continuación se enumeran los consejos obligatorios en cada una de estas facetas:

Pesos

Siempre que vaya a coger algo del suelo, doble ambas rodillas.

Nunca haga rotaciones de rodillas mientras recoge la carga del suelo.

Evite levantar objetos por encima de los hombros.

Busque ayuda cuando necesite levantar objetos pesados.

Cuando lleve equipaje o bolsas de la compra reparta la carga entre ambas manos.

Cuidados personales

Cuando esté de pie durante un largo periodo, cambie la posición de los pies a menudo, ya sea colocando uno de ellos en un altillo o alternando su apoyo.

Camine con la espalda recta y calzado adecuado (tacón ancho y bajo, puntera redondeada, suelas adecuadas)

Al sentarse, mantenga ambos pies en el suelo y las rodillas dobladas y situadas a la altura de las caderas. Utilice una butaca cómoda, con el respaldo recto o ligeramente inclinado y con un soporte para la cabeza, a ser posible.

Cuando conduzca un coche, acerque el asiento lo suficiente para que sus pies alcancen los pedales cómodamente y sitúe ambas manos al volante. Si es profesional de la conducción (camionero, taxista) deténgase cada dos horas y realice ejercicios de estiramiento durante 5 minutos. Antes de iniciar un trayecto largo o al finalizarlo, evite cargar o descargar pesos.

Compruebe que el colchón es el adecuado y evite las almohadas excesivamente altas o dormir sin almohada. Las posturas aconsejadas para dormir son de lado o con la cara hacia arriba. En aquellas personas con cifosis o que padezcan una espondilitis se aconseja acostarse todos los días durante media hora con la cara hacia abajo.

En las labores domésticas tenga en cuenta que algunos de sus actos cotidianos pueden ser la causa principal de su dolor lumbar. Algunos consejos útiles son: al hacer las camas doble las rodillas para ajustar la ropa de cama, al limpiar objetos que estén por encima de sus hombros súbase a una altura, reparta la carga entre ambos brazos al volver de la compra, al planchar descanse una pierna en una pequeña tarima.

 

EJERCICIO

La constancia en la realización de los ejercicios es la base para que la rehabilitación tenga éxito. Haga los ejercicios que le hayan indicado diariamente, a ser posible tras calentar la zona lumbar con un baño/ducha de agua caliente o con manta eléctrica.

Al principio hará solamente 3-4 veces cada ejercicio, aumentando el ritmo e intensidad de los mismos de forma progresiva.

Los ejercicios no deberán producirle dolor. Si esto ocurriera reduzca a la mitad o incluso deje de hacerlos, consultando a su médico en caso de persistencia del dolor.

Es muy aconsejable la natación (sobre todo el estilo de espalda) y la bicicleta estática suave con el manillar elevado.

Se evitará el sedentarismo, procurando caminar al menos una hora diaria, por terrenos llanos y regulares.

 

 

Alejandro Amor

Acupuntor, Diplomado en Medicina Tradicional China. Diplomado en Osteopatía Craneal.

Escribir comentario

Comentarios: 0