MEDICINA TRADICIONAL CHINA

La Medicina Tradicional China es un sistema de técnicas para reequilibrar la energía vital y prevenir todo tipo de trastornos, mediante la acción combinada de la acupuntura, la auriculopuntura , los masajes, la moxibustión, la electroacupuntura y consejos personalizados sobre alimentación, fitoterapia tradicional china y ejercicio físico (Qigong).

 

La Medicina Tradicional China (MTC) es un conjunto de prácticas que se han desarrollado en China a la vez que su cultura milenaria. Se conoce bastante mal en occidente, salvo por el aspecto limitado de la acupuntura. Es la única medicina que tiene una existencia continua en cuanto a sus fundamentos desde hace más de 2000 años.


La Medicina Tradicional China ha sido reconocida como una técnica eficaz desde 1974 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de ser declarada patrimonio inmaterial de la Humanidad en 2010.

 

Sus pilares básicos son la teoría del Yin-Yang, y la teoría de los Cinco Elementos. Para la MTC, el Qi, la sangre (Xue) y los líquidos orgánicos (Jin Ye), son la base sustancial del organismo, y el sistema de los órganos (Zang Fu) y el sistema de meridianos (King Luo), su base estructural. Esta medicina se basa en el concepto de “Qi” o energía vital, sustancia fundamental del universo y del organismo. Por ejemplo, el Qi de los alimentos se extrae mediante la digestión y mediante la respiración se extrae el Qi del aire, estas formas de Qi se reúnen con la sangre y recorren el cuerpo en forma de energía vital por los meridianos.

 

La MTC engloba una serie de leyes y principios que permiten entender al hombre como un ente energético sometido a las influencias que provienen del Cielo y de la Tierra y por tanto susceptible a las variaciones de los mismos. Los conceptos filosóficos en los que se basa se desarrollaron mediante la observación de las leyes fundamentales de la naturaleza, sus ciclos y la interacción con el entorno. La relación que se establece entre todas estas influencias con el organismo, desarrolla una amplia y compleja estructura de análisis de aparición y evolución de la enfermedad.

Modificar el espíritu mecanicista que impregna nuestro desarrollo académico y entrar en una nueva concepción integracionista del Cielo-Hombre-Tierra, sólo es posible a través de la bioenergética, ciencia que estudia las interacciones de la energía sobre la estructura viva.