En la primera mitad del siglo XX algunos médicos orientales, con formación médica occidental comienzan a estudiar la Medicina tradicional oriental desde un punto de vista científico. Particularmente en Japón, en la facultad de medicina de la universidad de Kyoto, el profesor Kyugo Sasagua y sus colegas, especialmente el Dr. Yoshio Nakatani , emprenden esfuerzos para estudiar y evaluar la acupuntura desde el punto de vista del sistema nervioso autónomo, dando como resultado, después de 20 años de investigación, una aproximación objetiva y científica a la acupuntura conocida hoy en día como Sistema Ryodoraku.

En la primavera de 1950, el Dr. Yoshio Nakatani, al estar midiendo la resistencia eléctrica de la piel, con 12 voltios, en el pecho, abdomen y el cuerpo en general de pacientes con edema generalizado por nefritis, descubre toda una serie de puntos, con una electroconductividad mas alta que el área circundante, que se distribuían por todo el lado medial del pecho, atravesaban el abdomen y la parte interna de las extremidades inferiores hasta llegar a la planta del pié de forma simétrica del lado derecho e izquierdo del cuerpo.

Después de este descubrimiento estudió mas cuidadosamente el fenómeno en decenas de pacientes con enfermedades renales observando un patrón similar que coincidía siempre con el trayecto del canal clásico de riñón.  Concluyendo que estos puntos electropermeables, detectables con claridad a 12 voltios y 200 microamperios, aparecen en la piel como respuesta del organismo a una enfermedad, por lo que los llamó Puntos Reactivos Electro Permeables (PREP). Además observó que la manera en que se organizaban en el cuerpo al ser unidos con una línea, era muy similar con la descripción del canal clásico de riñón. Posteriormente patrones semejantes fueron descubiertos al medir a otro grupo de pacientes, comenzando con aquellos que presentaban alguna enfermedad de pulmón, hígado, etc. Así se encontraron en total 12 líneas de PREP's en respuesta a una condición patológica de los órganos internos con un recorrido simétrico bilateral.  También se encontraron puntos electroconductivos en la parte central anterior y posterior del cuerpo.  A estas líneas de interconexión entre puntos reactivos electropermeables el Dr. Sasagawa les nombró línea de buena electroconductividad lo que en Japonés significa: Ryodoraku.